Los hechos fueron cometidos entre agosto y septiembre del año pasado en una escuela del occidente de la capital antioqueña, informó el portal regional Minuto 30. 

El individuo habría aprovechado la información que consiguió como trabajador del colegio para obtener el número de teléfono de las niñas a las que enviaba contenido pornográfico e imágenes sugestivas de él, añadió ese medio.

Otra de las víctimas del sujeto era una niña de 14 años que estaba siendo intimidada por el hombre a través de sus redes sociales, agregó Noticias Uno. 

Lamentablemente, este no parece ser un caso aislado de abuso infantil en esa zona del país.  

En lo corrido del 2020 han sido capturadas en el Valle de Aburrá 86 personas por delitos sexuales; 59 de ellas por delitos contra menores de edad, de las cuales 54 fueron detenidas en la capital antioqueña, apuntó el medio regional Alerta Medellín.