Las quejas de los vecinos se dieron, según CM& Noticias, porque en la vivienda había ruido de música y se escuchaban gritos, y cuando los policías ingresaron se encontraron con que había una fiesta clandestina.

La denuncia indica que en la casa supuestamente se estaba ingiriendo licor y estupefacientes”, aseguró en el noticiero el coronel Necton Lincon Borja, comandante operativo de Policía, y dijo que al parecer se estaba “cobrando” por ingresar a la fiesta.

El informativo detalló que en la vivienda se ubicaron a seis mujeres y a un hombre “en estado de alicoramiento”, que fueron detenidas por no cumplir con la orden de aislamiento obligatorio.

El oficial anunció, en Noticias Caracol, que los jóvenes serán judicializados por violar las medidas sanitarias, y que también se les impuso un comparendo por cerca de 936.000 pesos.

Tomada de Noticias Caracol
Tomada de Noticias Caracol

La captura de estas personas por organizar fiestas en medio de la cuarentena es el reflejo de lo que sucede a diario en el país, pues las autoridades han apagado varios festejos clandestinos y paseos de quienes desafían el coronavirus y se exponen a un contagio.

Uno de estos casos ocurrió en Cali, en donde varios jóvenes se citaron a un encuentro sexual en donde se cobraba la entrada y el requisito era llevar condones y juguetes sexuales.

Tomada de Canal Uno
Tomada de Canal Uno