Acuña Barrios fue capturado el fin de semana pasado en un operativo que se llevó a cabo en el barrio Populandia, en la capital del Cesar, ya que según explicó la Fiscalía en un comunicado es el “presunto autor material del asesinato” del reconocido médico pediatra Alberto Aroca Saad, que ocurrió el 20 de agosto de 2019.

La Fiscalía dio a conocer que el procedimiento para detener al sospechoso se dio gracias a información de la ciudadanía, testimonios y registros técnicos, lo cual permitió que un juez emitiera la orden de captura.

También, dijo, en la indagación se encontró que Acuña Barrios “está vinculado a cinco procesos penales por delitos como concierto para delinquir agravado y homicidio”.

Además, El Heraldo recordó que este hombre ya había sido capturado en 2014 como “presunto integrante de ‘Los Urabeños’”.

Fue por eso que tanto el presidente Iván Duque con el ministro de Defensa, Guillermo Botero, celebraron la captura de este hombre, pues en días pasados pidieron a la Fuerza Pública resolver este crimen con la mayor celeridad.

En cuanto al asesinato del médico pediatra, al que allegados conocían cariñosamente como el ‘Tico’ Aroca, El Heraldo reseñó que ocurrió un martes en horas de la mañana cuando el profesional cumplía con su rutina de ejercicios, cerca de una zona empresarial.

El medio regional aseguró que según primeros testimonios de testigos dos hombres que se desplazaban en una motocicleta abordaron al médico, y que uno de ellos se acercó hasta donde estaba la víctima y le propinó varios disparos.

Aroca Saad falleció en el sitio de los hechos, y las autoridades ofrecían una recompensa de 50 millones de pesos para ubicar a los autores del crimen.

Según dijo en ese momento el secretario de Gobierno de Valledupar, Gonzalo Arzuza, la muerte del médico se trató de un ataque sicarial, y la Policía recolectó videos de cámaras de seguridad del sector para tratar de identificar a los dos responsables y la ruta de escape.

Así las cosas, el capturado Acuña Barrios tendría que responder por delitos de “homicidio agravado en concurso con fabricación, porte o tenencia de armas de fuego gravado”, explicó la Fiscalía.