El organismo investigador destacó, por medio de un comunicado, dos casos de los que más llamaron la atención en este operativo que lanzaron las autoridades a nivel nacional, y uno de ellos es el de un líder religioso que fue capturado en Túquerres, Nariño.

“Fue judicializado un pastor religioso que se habría aprovechado de su posición, y de la confianza que generaba en la comunidad, para abusar de algunas menores de edad que acudieron a sus cultos”, aseguró la Fiscalía, y dijo que al hombre se le imputaron cargos por el delito de acceso carnal abusivo con menor de 14 años.

El segundo caso es el de un sargento retirado del Ejército, en Antioquia, que fue enviado a prisión por el mismo delito ya que, dice el organismo, “habría agredido sexualmente a su hijastra”.

La Fiscalía, entre otros detalles, dijo que de este grupo de capturados también hay varios presuntos integrantes de una red de pornografía infantil, que es investigada por contactar a menores de edad valiéndose de perfiles falsos en redes sociales.

“De esta forma, al parecer, atraían y se ganaban la confianza de niños, niñas y adolescentes, obteniendo material explícito de contenido sexual que era compartido por distintos medios virtuales”, se lee en el boletín.

La directora de Seguridad Ciudadana, Carmen Torres, dijo en rueda de prensa que fue “gracias a la cercanía” que estas personas tenían con las familias de los menores que lograron ganarse la confianza, y que en varios de estos casos hubo intimidaciones de por medio.

Los operativos se llevaron a cabo en seis ciudades, entre ellas Bogotá, Medellín, Cali y Cartagena, y en unos 36 municipios del país, y según dijo el director de la Policía, general Óscar Atehortúa, entre los capturados hay “presuntos pedófilos, pederastas y personas que instrumentalizaban a menores de edad para la comisión de diversos delitos”.