La Fiscalía ya investiga quién pudo extraer la imagen del Sistema de Información para la Administración del Talento Humano de la Policía (Siath), informó La W.

En redes sociales la imagen se compartió con mensajes que incluso señalaban al capitán de estar “amangualado con varios generales” y haber “dejado sin sustento económico” a los siete policías que fueron apartados de sus cargos mientras se lleva a cabo la investigación, agrega el mismo medio.

“Usted es un h.p. Lo único que merece es morirse como ese abogado tinterillo. Vaya y hágale compañía, sapo h.p. (…) Ya quedó boletado por Face para que lo conozcan, h.p.” (sic), dice el mensaje amenazante.

Según esa emisora, el oficial amenazado “fue el encargado de recopilar la evidencia inicial y el primero en inspeccionar el CAI”.

Además del mensaje amenazante por el caso Ordóñez, que también le habría llegado por WhatsApp al propio investigador, El Tiempo agrega que lo señalan por “haber participado en la investigación disciplinaria que se sigue por la supuesta construcción irregular de 111 casas fiscales, que tienen en juicio disciplinario al general Óscar Atehortúa“.

“Ese capitán hasta la guerra le hizo a nuestro director de la Policía. Conózcanlo para que, compañeros, no caigan en las manos de este señor y mucho menos de su jefe directo”, agrega el panfleto, haciendo referencia al inspector de la Policía, William Salamanca, de acuerdo con ese diario.

Los patrulleros Juan Camilo Lloreda Cubillos y Harby Damián Rodríguez Díaz, fueron acusados de asesinato tras someter a Ordóñez con fuerza excesiva antes de su muerte y luego se enviaron a la cárcel mientras continúa su proceso.