Según el mismo Guzmán Arango, quien dialogó con Noticias Caracol, se vio obligado a usar este lugar como vivienda desde que empezó el confinamiento por la pandemia del coronavirus.

“No podía estar mucho tiempo por ahí en las calles”, explicó el habitante en condición de calle a ese informativo.

Con el pasar de los meses, el hombre logró acondicionar el lugar como una casa. En ella tiene sala, televisor, cocina y hasta un cuarto privado con espejo, cuadros y una bandera de Colombia, detalló con imágenes el mismo medio.

Guzmán Arango contó a Noticias Caracol que es un exparamilitar que estuvo al mando de ‘Martín Llanos’ en el Meta. Además, explicó que se unió a este grupo, desde muy joven, casi un niño, porque su mamá lo maltrataba y trabajaba para la guerrilla.

En la improvisada vivienda, el sujeto, asegura, que disfruta todas las noches viendo la novela ‘Pasión de Gavilanes’, muy cómodo en su sofá y en compañía de su perro, a pesar de que escucha el pasar de los carros encima suyo.

Yarlinson Guzmán Arango mandó un mensaje a su abuela María del Carmen Guzmán Peña, ubicada en Antioquia. Necesito que ella me vea, que sepa que yo estoy vivo. Que los 27 años que he estado en la calle, aprendí a trabajar y nunca me ha pasado nada”, expresó en el mismo noticiero.

Por último, la Alcaldía local de Usaquén y la Policía Metropolitana de Bogotá están trabajando en el caso, para trasladar al habitante de calle a otro lugar, finaliza Noticias Caracol.

A continuación, el informe donde se ve cómo Guzmán Arango adecuó una casa debajo del puente de la calle 100 con carrera 15, en el norte de Bogotá.