Según dijo en Noticias Uno el veedor Neftaly Rojas, el capitán David Álvarez, que fue capturado este martes por agentes del CTI de la Fiscalía, habría recibido de parte de la hoy prófuga Aída Merlano un reloj Rolex y un apartamento en Barranquilla para, supuestamente, ayudarla con su plan de fuga.

Ante esta delicada acusación, el oficial que ejercía como comandante de custodia y vigilancia en la cárcel El Buen Pastor habló con la periodista Vicky Dávila, en W Radio, y negó cualquier complicidad con la excongresista. Además, explicó los orígenes de la joya y de la propiedad.

“Dadas las connotaciones de cómo se filtró la información a la opinión pública, pude establecer que el que funge como veedor es un exmilitante de los tantos sindicatos que me atacan a mí, y que yo he atacado por vincularlos a ellos con actividades de corrupción”, aseguró el oficial en la emisora.

El capitán le contó a la periodista que unos meses atrás le entregó ese reloj a un miembro de los sindicatos, para que le “hiciera el mantenimiento de los dos años”, y afirmó que fue un regalo que le dio “una expareja”, con la que ya terminó.

“Es un reloj que fue adquirido en 2009, tiene conmigo unos 10 años y en su momento costó 4 millones y medio de pesos”, aseguró el oficial, aunque evitó referirse a la persona que, según dice, le dio ese obsequio.

De hecho, el funcionario llevó el reloj a la cadena radial, y hasta se comprometió a buscar la factura de compra.

Preguntado por el apartamento, el capitán dijo: “Yo trabajé en 2016 en Barranquilla. Ese apartamento lo compré en compañía de mi madre a través de 3 créditos […] y lo adquirimos en una zona residencial, por inversión, porque sabía del nivel de valorización”.

Más allá de estas explicaciones, la Fiscalía requirió al oficial del Inpec para que aclare su relación con la excongresista, las denuncias de supuesto favorecimiento que hay en su contra y la procedencia de la joya y de la propiedad, agrega Canal Uno.

Esta es la entrevista completa del capitán: