La babilla, también llamada caimán de anteojos por El Heraldo, apareció repentinamente en el municipio atlanticense y se llevó la atención de los vecinos del sector, que de inmediato se lanzaron a grabarla.

Las imágenes fueron recogidas por el diario regional, que las difundió mostrando la tranquilidad del animal, plácido en ese hogar.

La presencia del reptil tampoco es que hubiera asustado a los habitantes del sector; muchos se acercaron con sus celulares y en el sonido ambiente se puede escuchar la aglomeración alrededor del animal.

El caimán fue grabado desde varios ángulos, pero con la suficiente distancia para evitar accidentes.

Después del alboroto y la novedad por la presencia de la babilla, la Policía de Protección Ambiental se encargó de retirar al animal de la zona residencial, concluyó el rotativo.

Este es el video de ese momento, publicado por El Heraldo: