En un video que publicó en Instagram, la hija de la prófuga excongresista Aída Merlano se fue lanza en ristre contra quien hizo públicas unas imágenes por las que recibió mensajes en los que le preguntaban si ella era quien aparecía en el material que se viralizó.

Apartes del video que grabó Aída Victoria Merlano para explicar si efectivamente era ella la que aparecía en la grabación sexual fueron publicados por Caracol Radio para dar paso a las opiniones de los periodistas de esa emisora.

“Hay una violación a su intimidad y quienes de verdad deberían estar en este momento en la palestra pública fueron quienes publicaron y compartieron ese video, especialmente la pareja con la que [ella] lo grabó”, reprochó Darcy Quinn. “En la intimidad de todos nosotros pues se supone que mandamos nosotros. Esto es un delito, tipificado, además. Perseguido por la Fiscalía”.

“Sí, y termina pagando el pato ella y no el que pone el video a circular”, agregó el director del informativo ‘6 AM Hoy por hoy’, Gustavo Gómez.

Con su breve comentario, le dio paso a Mábel Lara, que también expresó su opinión: “Toda la razón. Lo que haga ella con su vida privada y sexual es intrascendente para el país. Sin embargo, lo que está argumentando es muy cierto. Quien debería responder es quien graba el video porque violó una norma. Si fuera otro escenario en el que no fuera Aída Victoria Merlano, la hija de Aída Merlano, pues violó un acuerdo entre los dos, privado, secreto”.

“Él debería responder”, agregó, tajante, Lara. “Y esa doble moral que tenemos los colombianos, además, de acabar con la dignidad de las mujeres que aparecen supuestamente en videos, y empezamos a rotar, a rotar con ese morbo. En esta oportunidad, ella tiene toda la razón sobre lo que significa su sexualidad y sus relaciones de pareja”.

En la conversación también participó el jurista Hernando Herrera, aunque con un matiz muy realista. “Absolutamente reprochable. Yo coincido con lo que Darcy y Mábel han señalado. Una mujer y un hombre tienen todo el derecho en la intimidad de confiar y adicionalmente de que no los traicionen. Y eso tipifica una conducta irregular”.

“Pero no se nos debe olvidar que la señora Aída Victoria Merlano tiene varias facetas. Esta es una. Y esta es su intimidad. Pero la otra faceta es precisamente la que tiene que ver con su eventual colaboración en la fuga de su madre. Ese es un hecho que yo quisiera resaltar, porque estos eventos a veces hacen borrar lo otro, y lo otro fue supremamente grave”, añadió Herrera.

Sin embargo, Gómez le precisó: “Pero una cosa es una cosa y otra cosa es otra cosa”.

“Claro”, admitió Herrera: “Una cosa es la solidaridad que nos genera por el hecho de la difusión irregular de este video y otra cosa la eventual responsabilidad que ella pudiera tener en la fuga de su madre”.

Sin embargo, queda una duda sobre si los periodistas vieron todo el video de Aída Victoria Merlano, pues dan por sentado que sí es de ella y que su pareja fue el que lo viralizó.

La joven aclara en el minuto 5:28 de su video (de 6:34) que no es ella. “Por último y aquí tienen la respuesta, que fue a eso a lo que vinieron: no, no soy yo la del video. Y en mi vida no habría habido ninguna diferencia si hubiese sido yo”, dijo.

También contó que detrás de ese video “hay una persona que está pasándola realmente mal”, con la que ella dice que se comunicó por teléfono. “Tiene una familia que está sufriendo, y sufriendo mucho […], que está teniendo que sufrir las consecuencias de un acto que no le estaba haciendo daño a nadie y que, aparte de eso, es viejo”.

Como sea, todos tienen la razón: ella y los periodistas que las respaldan, en este caso.