Carolina Moreno, abogada de Miguel Calderón y directora de la Clínica Jurídica para Migrantes, de la Universidad de los Andes, le dijo a Caracol Radio que su defendido solo le estaba mandando un mensaje a su esposa, en donde le contaba que estaba frente a la casa del presidente Iván Duque, como un hecho curioso.

Moreno le contó a la cadena radial que, por el hecho de tener ese video en su celular, las autoridades dijeron que el ciudadano venezolano era una “amenaza para la seguridad nacional” y que “estaba haciendo inteligencia”, por lo que deciden expulsarlo del país. Así pues, según la abogada, Migración Colombia se estaría extralimitando.

En su diálogo con la frecuencia radial, la jurista denunció que no sabe en dónde está su defendido y que este martes, sobre el mediodía, fue la última vez que habló con él, cuando le contó que estaba en el aeropuerto El Dorado y que lo iban a sacar de Colombia, en donde “deja a su esposa y a su hija colombiana, sin ningún sustento, porque no tienen un peso”.

Sobre las anomalías que ha tenido este caso, Moreno dijo que el extranjero fue abordado por un hombre del sistema de seguridad del presidente que le preguntó si él grabó algún video. Según dijo la abogada a ese medio, el agente le dijo a Calderón que estaba en una zona prohibida, le pidió papeles y se lo llevaron a un CAI en donde comienza “esta prosopopeya ridícula por un video bastante ingenuo”.

La abogada agregó en Caracol Radio que la “cadena de irregularidades” continuó porque “a él lo detienen, se lo llevan al CAI, lo retienen toda la tarde en unos interrogatorios, sin abogados, sin nada, le preguntan su vida, le revisan el celular […] su esposa lo va a buscar, a ella también le revisan el celular y le hace cualquier cantidad de preguntas y le dicen: ‘Tranquila que él ya va para la casa porque no hay nada'”.

Sin embargo, “por la noche lo mandan al CTP [Centro de Traslado por Protección] de Puente Aranda, donde estuvo completamente aislado […] Miguel estuvo 48 horas privado de la libertad sin que supiéramos para dónde lo llevaban”, agregó la defensora en la emisora.

En la entrevista, Moreno destacó otra irregularidad y dijo que el ciudadano venezolano le otorgó un poder desde el día que se conocieron, pero “esta es la hora en que Migración Colombia no me ha dicho nada de la primera notificación en su contra; y el poder dice expresamente que yo soy la que recibe esas notificaciones”.

Moreno no se quedó ahí y cuestionó: “¿Por qué, si se está haciendo todo legal, lo tienen oculto? ¿Por qué no dicen dónde está? Si ya lo expulsaron, ¿por qué frontera? Esto es, desde el punto de vista humanitario y de derechos humanos, realmente lamentable ¡Esto no es de un Estado Social de Derecho!”.

¿Qué dice la Policía?

El general Óscar Atehortúa, director de la Policía, aseguró en Blu Radio que las grabaciones tomadas por Calderón fueron hechas en “lugares específicos que pueden vulnerar la seguridad del país”, por lo que fue detenido. Agregó que su expulsión es un mecanismo legal que tiene la Constitución.

El general manifestó en esa emisora que “las informaciones de inteligencia nos dicen que [Calderón] tenía el propósito de vulnerar la seguridad nacional”.

Además, aseguró que él no tenía un empleo fijo y que la versión que indica que trabajaba en Rappi no es cierta.

La versión de Migración Colombia

En medio de este caso, la periodista de Caracol Radio Darcy Quinn señaló que Migración se defiende de los señalamientos por la expulsión del venezolano y asegura que solo está obedeciendo una petición del Gobierno Nacional.

Henry Corredor, director de la regional andina de Migración Colombia, le confirmó a Caracol Radio que en la mañana de este miércoles se estaba adelantado la acción contra el ciudadano venezolano para entregarlo a las autoridades venezolanas.

Sobre las acusaciones de la abogada Moreno, Corredor dijo que ella sí se comunicó con su defendido este martes sobre el mediodía y, “seguramente, ella le explicó la situación”.

Según el funcionario, el hombre le contó a su defensora que estaba en el aeropuerto El Dorado y que iba a ser expulsado de Colombia. “La abogada lo sabe perfectamente”, agregó.

Finalmente, Corredor le contó a la cadena radial que el expulsado, después de 5 años, puede regresar a Colombia, solicitando una visa. “Él está tranquilo, con buena salud, se le han respetado todos sus derechos […] y tiene cómo comunicarse con su familia”, concluyó.