De hecho, Blu Radio informó este viernes que en el contacto que le dieron integrantes de ese partido, que “se comunicaban con ella frecuentemente”, efectivamente aparecía la imagen de Adriana Torres en el perfil de WhatsApp.

No obstante, dice, luego de varios intentos por comunicarse con ella por fin alguien respondió el celular, pero “sorpresivamente era un hombre que se presentó como su guardaespaldas”.

“Lo que pasa es que a la hermana en estos momentos la están atendiendo de un brazo y tuvo una caída. Yo soy el escolta de ella y estamos por acá en la clínica El Rosario”, dijo el hombre al otro lado de la línea, y luego colgó.

Blu asegura que al consultar con la clínica que dijo el hombre la respuesta fue que allí “no estaba la mujer”, y que tampoco aparece en la base de datos de la Unidad Nacional de Protección, por lo que si la impostora religiosa tiene escolta no le fue asignado por esa entidad.

Lo que sí encontró la emisora fue a varios vecinos del barrio donde vive la mujer, que aseguran que a Torres la recogen hombres que serían escoltas. ¿De quién?, es la pregunta que queda en el aire.

“Ahí viene un carro blanco por ella, los manes andan con radio y ella es para arriba y para abajo con ellos, y de vez en cuando llegan los carros con mercados para ella. Mercados que guarda en su casa. Para mí, no es una monja”, dijo uno de los habitantes del sector, de acuerdo con la emisora.

Así las cosas, lo único que se sabe de Adriana Torres es que fue vista cuando hacía mercado en una plaza en Medellín, en donde fue abucheada por varias personas que le reclaman por haber engañado al país, pues ella se presentó como una religiosa que defendía al expresidente Álvaro Uribe.

Así quedó evidenciado en este video que compartió un usuario en Facebook:

Debido a ese malestar de quienes apoyaban a la falsa monja en sus supuestos actos de caridad y que hoy, como dice la emisora, se sienten engañados por ella, es que la Policía la busca para estar al tanto de su seguridad.