La pena fue de 10 años de prisión contra un hombre de 27 años que fue encontrado por la madre de una niña de 13 años de edad cuando estaba sobre la menor, con los pantalones abajo y besándola en la boca, indicó RCN Radio.

El acusado fue identificado como Jesús Martínez, de la ciudad de Pasto, a quien se le negó el beneficio de detención domiciliaria, detalló CM&.

Aunque Medicina Legal no encontró que se hubiera consumado un acto de violencia sexual, la Corte Suprema de Justicia consideró que el “beso largo” era razón suficiente para procesarlo pues era con una menor de 14 años, tal como lo cita la emisora:

“Cuando se hace objeto a un menor de edad de tocamientos en sus partes íntimas, besos en la boca o actos similares (…) es claro que con ellos se persigue afectar la integridad sexual del perjudicado, quien, por sus mismas condiciones de inmadurez, dada la edad, no está en condiciones de comprender la naturaleza y trascendencia de los mismos”, sentenció.

La defensa del acusado también intentó argumentar que un beso no era acto suficiente para condenarlo, pero el alto tribunal consideró que ese tipo de actos sí buscan “satisfacer el instinto sexual del victimario”, agrega RCN.

Además, la Corte Suprema cuestiona que, si el beso hubiera carecido de intención abusiva, el hombre habría intentado explicarse y no habría intentado huir del lugar, concluye la cadena radial.