Fernando Ruiz, ministro de Salud, se reunió con las autoridades de Antioquia para tomar medidas que frenen el acelerado contagio del departamento en las últimas semanas.

Sin embargo, anunció algunas restricciones que regirán en todo el país:

“Habrá una medida de limitación de bares desde las 12 de la noche que se va a aplicar a nivel nacional a partir del día martes [17 de noviembre] en todo el territorio nacional para los municipios que tienen moderada y alta afectación”.

En septiembre pasado, la Resolución 1569 de 2020 estableció los protocolos de bioseguridad de los bares en Colombia para participar en las pruebas piloto de reapertura, aunque en ciudades como Bogotá, la Alcaldía ya ha dicho que eso no será posible sino hasta el próximo año.

Sin embargo, en otras ciudades y municipios de alta afectación en los que los establecimientos nocturnos habían comenzado a funcionar, deberán cerrar nuevamente desde la medianoche.

Estas medidas, insistió el ministro, buscan por proteger a la ciudadanía, reducir la velocidad de contagio y que las personas sean conscientes de la necesidad de autocuidado y de seguir los protocolos de bioseguridad.

¿Cuáles son las nuevas restricciones para Antioquia?

Ruiz indicó que es un “momento crítico e importante” para vigilar la pandemia en el departamento. Por eso, informó que habrá toque de queda y Ley seca.

El Ministerio de Salud indicó que por el partido Colombia–Uruguay, que se jugará este viernes a las 3:30 p.m., y el puente festivo del fin de semana, se establecieron varias medidas para el Valle de Aburrá:

–  Desde las 2:00 p.m. del 13 de noviembre hasta las 5:00 a.m. del 14 de
noviembre habrá restricción de consumo de bebidas alcohólicas.

–  Habrá restricción de movilidad de 11:00 p.m. del 13 de
noviembre hasta las 5:00 a.m. del 14 de noviembre, lo anterior con el
objetivo de evitar accidentes de tránsito y eventos violentos.

– El piloto de bares tendrá limitaciones y estará restringiendo hasta las 12
de la noche el sábado 14 y domingo 15 de noviembre.

Por último, el ministro dijo que el Gobierno no ha contemplado nuevas medidas de aislamiento obligatorio porque “una medida de estas puede ser muy inconveniente cuando se hace sin justificación y cifras claras”, haciendo referencia además a que en todo el mund se han presentado medidas de relajamiento que generan de manera inmediata efectos, los cuales se han visto también en Antioquia y Medellín.