Silvia Torres, madre de la menor de 8 años, detalló en Caracol Radio cómo se vivieron los hechos en su hogar. La bala habría sido disparada por el padre de familia que había presenciado un atraco, minutos antes, en la entrada del Liceo Francés de Bogotá (norte de la ciudad) y quien quiso amedrentar a los delincuentes. 

“Yo estaba trabajando, estaba en una reunión. Mi hija estaba en el comedor, al lado de la sala, estudiando. Ella me dice que sintió que se rompió algo en la cocina y que se rompió el vidrio del comedor. Salgo a revisar qué pasó y veo el comedor lleno de esquirlas. Voy a la cocina y veo un vidrio que hay en la puerta y está roto, la pared está fracturada. Veo en la sala y la cortina y la ventana están rotas también”, detalló la mujer, en diálogo con esa emisora.

Acto seguido, la mujer revisó centímetro por centímetro la cocina de su casa hasta que encontró la terrorífica sorpresa: una bala. 

“Lo que uno se pregunta es: ¿Cuál es la dimensión a la que llega el robo de un celular? ¿Por qué hacer más de 10 disparos al aire? El que dispara debe darse cuenta de lo que hace, esos disparos pueden causar una muerte”, apuntó la mujer, en esa frecuencia radial. 

Agregó que a pesar de que la bala pasó muy cerca de donde estaba su pequeña hija, afortunadamente la niña salió ilesa, pero que por algunos centímetros se pudo haber causado una tragedia inimaginable. 

Asimismo, señaló que el apartamento de ella no fue el único por el cual se metió una de las balas del tiroteo, sino que al menos otros 3 apartamentos de su edificio también se vieron afectados.

Este es el lugar donde ocurrieron los hechos:

Efectivamente, otra de las personas que estuvo cerca de sufrir una tragedia fue un hombre que estaba en la sala de su casa, junto a su esposa, cuando una bala entró por la ventana y se estrelló en su pared. 

“Estábamos haciendo ejercicio en la sala, a un metro de la puerta, cuando oímos los tiros. Pensé que era que se había pegado el metal”, detalló el hombre, en diálogo con Citytv. 

Ese canal capitalino publicó un video donde se ve cómo el padre de familia que quería amedrentar a los ladrones (que habían robado el celular de una mujer), con su pistola, se para al lado de los delincuentes (que huían en moto), dispara y erra el tiro. 

En la grabación publicada por ese canal se detalla cómo los dos delincuentes se escapan en una moto negra. En primer lugar, iban a huir por la calle 87 hacia la carrera Séptima, pero se devuelven al ver la calle cerrada. 

Cuando los ladrones van bajando por esa calle del norte de Bogotá es cuando el hombre saca su pistola y les dispara, aunque sin puntería.

Este es el video de Citytv, donde el residente de la zona cuenta cómo la bala se metió a su casa: