Las primeras versiones de las autoridades, citadas por Blu Radio, señalan que sicarios entraron al coliseo donde se jugaba la final del torneo que había organizado la alcaldía, y le dispararon a varias personas.

Dos de las víctimas, identificadas como Jimmy Quiroga y Saúl Mateus —que se desempeñaban como comerciantes en Bucaramanga— murieron, mientras que otras cinco personas quedaron heridas, aseguró la emisora.

En videos grabados por espectadores del juego, y difundidos en redes sociales, se aprecia el pánico que varias personas vivieron, que luego del ataque salieron a correr. Otras se quedaron ayudando a los heridos.

Al respecto, el secretario del Interior de la Gobernación de Santander, Camilo Arenas, indicó, de acuerdo con la frecuencia radial, que los “hechos son confusos”, por lo que las autoridades adelantan las investigaciones para dar con los responsables.

Un ciudadano venezolano, informó el medio, fue capturado.