Quinn dijo que tuvo acceso a esos documentos y que ninguno favorece a Antanas Mockus, senador por el partido Alianza Verde, ni a Ángela María Robledo, representante a la Cámara, de la misma colectividad, por Bogotá.

En el caso de Mockus, la ponencia del magistrado Alberto Yepes considera que estaba inhabilitado, “porque a pesar de haber cedido la representación legal de la fundación Corpovisionarios, esta contrataba con el Estado”, dijo Quinn en la emisora.

Según ella, los magistrados consideran que “no se puede dejar el precedente de que alguien aspire y al mismo tiempo contrate con el Estado”.

“Aquí son muy importantes los precedentes que se sientan”, agregó la periodista. “Cualquier persona en el futuro puede poner una fundación, contratar con el Estado, luego ceder la representación legal de esa fundación y salir elegido por el voto popular”.

“Ellos [los magistrados] consideran que esto no se puede permitir porque está claramente prohibido por la ley”, dijo Quinn.

En el caso de Robledo, con ponencia del magistrado Carlos Enrique Moreno, la ponencia citada por Quinn dice, según ella, que claramente la excandidata a la vicepresidencia en fórmula con Gustavo Petro “incurrió en una doble militancia. Ella estaba en el Partido Verde y se pasó a la Colombia Humana sin cumplir con los plazos que exige la ley”, precisó Quinn.

Este jueves se van a discutir ambas ponencias, “pero para la mayoría de los magistrados, les anticipo, están claras las faltas”, anticipó la periodista.

“Hay que decir que esta sala del Consejo de Estado ha fallado en derecho. Ahí no hay consideraciones políticas. Tampoco hay consideraciones humanitarias o de simpatía”, advirtió.

En ese sentido, citó el viejo principio del derecho romano que establece que la ley es dura, pero es la ley (‘Dura lex, sed lex’), que hace alusión a que la aplicación de las leyes es obligatoria y que debe producirse contra todas las personas.

“Si se cumple con las ponencias, Mockus y Robledo saldrán del Congreso”, terminó.