Gaviria dijo, en Blu Radio, que él respeta que la Corte Suprema de Justicia ratificara la medida impuesta por la Fiscalía, que él considera “arbitraria” y “desproporcionada”, pero que seguirá buscando la manera de defenderse.

“Golpeados, pero con la frente en alto y con la convicción de que siempre hemos actuado en forma transparente, vamos a buscar que prevalezca la verdad y la justicia”, declaró el suspendido gobernador.

No cree que hubo un error en la estrategia jurídica para pedir que se anulara la medida de casa por cárcel, pues, señaló en la emisora, que “el 90 % del país jurídico” coincide en que no se cumplen las premisas para mantenerlo encerrado, mientras avanza la investigación.

No obstante, la decisión de la Corte, desde la sala de primera instancia, se basa en que la defensa no pudo comprobar que hubo ilegalidad en la medida de detención domiciliaria que debe cumplir el político, y tampoco demostró que hubiera algún error por parte de la Fiscalía en la valoración de las pruebas con las que respaldó la medida.

Gaviria finalmente reiteró en el medio que es inocente de los delitos de contrato sin cumplimiento de requisitos legales en concurso homogéneo, y heterogéneo con peculado por apropiación en favor de terceros, los que lo señala la Fiscalía.

El suspendido gobernador de Antioquia es investigado por modificar el contrato de mejoramiento y pavimentación de la Troncal de la Paz, suscrito en el 2005, favoreciendo, según el ente acusador, con 1.500 millones de pesos al contratista.