“Yo le voy a mandar el mensaje de otra manera. Así como llegué a tocar la puerta de su casa para entregarle el teléfono, esta vez le voy a mandar un mensaje sangriento”, se le escucha decir al sujeto en la llamada.

En otro apartado, el mismo individuo le dice a Suárez: “Tiene 24 horas para que me abandone el departamento, no lo queríamos de esta manera, pero usted mismo está dando que las pistolas y las cosas apunten contra usted. Por debajo y por encima de la ley, operamos nosotros”.

Suárez comentó al informativo que un día llegaron 2 hombres y una mujer a su casa, ubicada en el barrio Mesolandia (Malambo, Atlántico), para amenazarlo y ordenarle que se subiera a un carro en el que un tal Camilo, de las Autodefensas Unidas de Colombia, le iba a entregar un celular.

De acuerdo con el líder social, solo cuenta con un chaleco antibalas que un primo le prestó para proteger su vida porque, según él, la Fiscalía no le ha ayudado con su caso.

“Cómo es posible que la Fiscalía y los entes judiciales no rastreen esa llamada. Mis hijos y mi familia están nerviosos”, comentó Suárez al mismo medio.  

El líder lleva más de 12 años trabajando en beneficio de los habitantes de Malambo, indicó el noticiero.