Todo se dio luego de que varios usuarios criticaran que estas canecas fueron ubicadas muy cerca una de otra, que las instalaron en andenes pese a que estos estaban deteriorados y hasta se preguntaron si esos eran los “nuevos bolardos” de la Alcaldía.

Como a muchos les pareció un “exceso” ver tanta caneca en su barrio, la Alcaldía encontró una curiosa forma de responderles y, de paso, rescatar de la basura en la que estaban tirando los logros alcanzados por la administración de Enrique Peñalosa.

“Decidimos unirnos a las denuncias de las fotos de canecas que abundan en la ciudad. Pero encontramos algo muy preocupante. No son solo las canecas, es todo”, escribió la Alcaldía en Twitter.

Luego, abrió un hilo para mostrar cifras de lo que ha hecho en materia de obras, seguridad, transporte y recreación, entre otros temas.

Esta estrategia del Distrito para dar a conocer su trabajo abrió un debate en redes, pues aunque hubo críticos a los que no les gustó fueron más los usuarios que resaltaron este tipo de acciones para mejorar la cara de la ciudad.