El alcalde Wilmar Moreno había firmado un decreto la semana pasada en el que permitía el consumo y venta de bebidas alcohólicas. Sin embargo, el comandante de Policía de Briceño selló un billar en el que, según conoció Teleantioquia, se iba a llevar a cabo un torneo este fin de semana.

Al mandatario le molestó que el policía cerrara el establecimiento porque consideró que estaba pasando por encima de lo que decretó hace unos días. Sin embargo, el agente le insistió que el Gobierno Nacional no ha permitido que vuelvan a operar ese tipo de lugares como los billares y los bares.

Moreno fue hasta la estación de Policía en la que estaba el comandante y se enganchó en una discusión verbal con él. El resultado de esto fue que el alcalde decidió quitarle la luz al lugar, pese a que el agente le reclamó que lo que estaba haciendo era equivocado.

El encontrón entre ambos se viralizó en redes sociales. En las imágenes que se conocieron se aprecia que el comandante de Policía le reclama a Moreno que su actitud estaba siendo inmadura y arrogante. Además, en la grabación, el oficial se queja de que la persona que cortó el servicio energético no trabajaba en EPM.

Horas después de la bochornosa situación fue reestablecida la energía en la estación de Policía, pero no está claro si autoridades superiores tomarán medidas contra el mandatario. A continuación, el video del rifirrafe entre las partes, que fue difundido por el portal regional El Pregonar: