La niña fue trasladada de inmediato a un centro asistencial ubicado en el municipio de Toluviejo, donde el médico Norman Mosquera la estabilizó, informó Noticias Caracol y añadió que, en seguida, la pequeña fue remitida a una clínica de Sincelejo.

La menor, cuyos padres eran unos jóvenes de 24 y 19 años, falleció 5 días después de consumir el insecticida, indicó el noticiero.

El Heraldo señaló que la abuela de la niña no se percató de la equivocación debido a que no podía oler: tenía la nariz tapada por una gripa.

El medio también reportó que el veneno usado fue Lorsban, “un poderoso insecticida utilizado comúnmente en las labores del campo para el tratamiento de plagas y maleza”.

A raíz de esta tragedia, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar le está haciendo acompañamiento psicosocial a la familia de la menor, que fue sepultada el jueves 12 de diciembre, concluyó Noticias Caracol.