Con este nuevo saldo en Hubei, el número de contagios en China continental sube a por lo menos 74.000. 

Fuera de China continental se han registrado alrededor de 900 casos de contagio y cinco muertos en unos treinta países. 

Citando un estudio realizado por el Centro de control y prevención de enfermedades de China, con una muestra de 72.000 personas, el director de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, afirmó el lunes que más del 80 % de los pacientes sufren una forma leve de la enfermedad. 

Según este estudio, hasta los 39 años la tasa de mortalidad del COVID-19 sigue siendo muy baja, de 0,2 %, y aumenta gradualmente con la edad.

Una de esas víctimas mortales de este martes fue el doctor Liu Zhiming, neurocirujano de 50 años y director principal del hospital de Wuhan.

El hospital que el doctor Liu dirigía es uno de los centros médicos específicamente designados para la atención a pacientes de Covid-19 en Wuhan, capital de la provincia de Hubei, ciudad que permanece en cuarentena desde el pasado 23 de enero.

En torno a 2.000 trabajadores sanitarios chinos han resultado infectados por el nuevo coronavirus. Entre ellos también está el doctor Li Wenliang, un médico que trató de alertar a sus compañeros sobre una posible nueva enfermedad y fue reprendido por “difundir rumores” por parte de las autoridades.