La reacción fue del canciller del régimen de Nicolás Maduro, Jorge Arreaza, quien publicó un video en el que se evidencia el deterioro y el completo estado de abandono del edificio donde funcionaba el consulado venezolano en la capital colombiana.

Al divulgarlo, el funcionario aseguró que esto “viola las convenciones de Viena sobre relaciones diplomáticas y consulares”, y aseguró que el Estado colombiano debe responder.

En las imágenes, que cuentan con el testimonio de un ciudadano venezolano en Bogotá, que es el que graba el video, se ve un edificio con vidrios rotos, un antejardín invadido de maleza y pasto alto, una reja rota y el completo descuido de sus instalaciones. También muestra algunas fotos que serían del interior, en donde se ve inmobiliario completamente revolcado, suciedad, mugre y basura en todas partes, signos de saqueo y hasta algún afiche de Hugo Chávez en el suelo.

Arreaza publicó un comunicado de protesta, detallando qué artículos de la convención se estarían incumpliendo “por acción u omisión”, haciendo responsable al gobierno colombiano por la “pérdida o violación de los bienes, archivos y documentos”.

Al final, la nota concluye incluso que el régimen “se reserva las acciones diplomáticas recíprocas a que hubiere lugar para resarcir esta inaceptable agresión”.

Caracol Radio constató la noche de este lunes las denuncias del régimen, encontrando que el lugar se encuentra en total abandono, sin vigilancia ni seguros que impidan la entrada de cualquier persona. Incluso detalló que no hay bandera y que hay indicios de que alguien podría estar alojándose allí, pero que es difícil establecerlo en medio de la oscuridad: