De acuerdo con el líder chavista, la mejor manera de controlar la pandemia del COVID-19 es coordinando varias acciones unánimes en los diferentes corredores humanitarios, principalmente.

“Si estuviéramos actuando juntos nos iría mucho mejor. Iván Duque, es un caso de humanidad, sensatez y sentido común. Deberíamos estar trabajando en la frontera en la atención de la gente, haciendo las pruebas rápidas y las de PCR”, agregó Nicolás Maduro en rueda de prensa.

El líder del régimen, adicionalmente, enfatizó que es importante que los ministros de salud y las fuerzas armadas de los dos países se pongan de acuerdo para testear el estado de salud de los miles de migrantes que están saliendo de Colombia y están entrando a Venezuela.

Maduro también aprovechó una vez más para atacar al Gobierno de Duque y aseguró que a ideologizado las relaciones bilaterales entre ambas naciones, dejando de un lado la salud de los ciudadanos.

Este domingo, de igual manera, el presidente venezolano manifestó, sin ningún tipo de prueba, que actualmente existe un plan militar para asesinarlo, liderado por el mandatario colombiano.

“Hay grupos que me quieren liquidar, que están trayendo francotiradores para matarme. Los está entrenando Iván Duque”, aseguró en tono demagógico.

Colombia y Venezuela, que comparten una amplia frontera de más de 2.000 kilómetros, no tienen relaciones diplomáticas después de que Maduro las rompiera en febrero de 2019, cuando el líder opositor, Juan Guaidó, intentó ingresar al vecino país varias toneladas de ayuda humanitaria desde Cúcuta.