Como si no fuera suficiente, Jaimes Colmenares habría sido golpeado después de caer al vacío, el pasado sábado 13 de febrero, según el medio venezolano El Nacional. 

La denuncia fue hecha por Karla Tapias, prima del migrante venezolano, que aseguró que Jaimes se había reunido con algunos amigos. La mujer le contó al portal venezolano que, después de dos días tomando, “alguien le puso algo en su bebida que lo hizo actuar de forma extraña”.

En su relato, Tapias cuenta que el hecho fue bastante confuso y que después de la muerte de su primo, hubo datos que causaron suspicacia. 

“Me dijeron que en la mañana mi primo veía a los muchachos donde trabajaba y supuestamente no los reconocía, él estaba ido, desorientado […]. Cuando entró a ese piso lo empezaron a empujar”, contó la prima del migrante.

El grupo de atacantes —cuyos integrantes no fueron identificados por El Nacional— comenzó a darle golpes a Wilmer Jaimes Colmenares. El medio narra que “lo amarraron con papel envoplast [papel vinipel de cocina] y lo lanzaron desde el tercer piso”.

Tapias agregó que “cuando cayó, le entraron a patadas […] y una le desprendió el hígado”.

Confusión en el caso de venezolano lanzado desde un tercer piso, en Perú

Cuando la prima de la víctima fue a la policía peruana para saber qué había ocurrido, a Wilmer Jaimes lo tenían registrado con otro nombre. Además, aparecía con nacionalidad colombiana.

Karla Tapias le dijo a El Nacional que querían hacer pasar a su familiar como un ladrón.

De igual forma, sostuvo que los policías del caso se supieron nerviosos al ser indagados por las personas cercanas a la víctima y, encima, “no querían entregar los vídeos de las cámaras de seguridad”.