La Armada de EE. UU. confirmó por Twitter una “fatalidad adicional” a la ya confirmada previamente y señaló que un número no determinado de personas ha sido llevado a hospitales locales.

Hasta ahora no hay información sobre la segunda víctima mortal, pero sí está confirmado que la primera es el presunto autor de los disparos, según Amber Southard, portavoz de la oficina del alguacil del condado de Escambia.

El tiroteo en la base de Pensacola ocurre dos días después de que un marinero de la Armada estadounidense matara a dos personas e hiriera a una tercera antes de suicidarse en un tiroteo registrado en la base naval de Pearl Harbor, en Hawái.

Los medios de la zona cifran en al menos una decena los heridos trasladados a hospitales.

Cinco fueron llevados al Hospital Baptist, que no ha facilitado por ahora información sobre el estado de esas personas, y otros seis estaban siendo trasladados al hospital Sacred Heart, según la web del Pensacola News Journal.

La muerte del autor de los disparos se produjo a las 8:00 de la mañana hora local (9:00 de la mañana en Miami), después de que la base fuera “asegurada”.

Medios locales dijeron que el responsable del tiroteo fue abatido por fuerzas de seguridad.

Jeff Bergosh, concejal del condado de Escambia, contó al Pensacola News Journal que estaba haciendo fila para entrar a la Estación Naval Aérea cuando las puertas se cerraron y recibió noticias por teléfono de que algo estaba ocurriendo dentro.

Había muchos vehículos de Policía, ambulancias y camiones de bomberos, dijo Bergosh.

Un colegio católico que se encuentra en la cercanía de la base también fue cerrado totalmente.

Las dos víctimas mortales eran civiles que trabajaban para el Pentágono. El herido, también civil, fue hospitalizado en condición estable, según un portavoz militar.