Después de invitar a los habitantes de esa ciudad a no tocarse la cara con las manos, porque “el virus se expande cuando se toca la boca, la nariz o los ojos”, la doctora pasó uno de sus dedos por la boca, como se ve en la grabación del canal CBS.

Al terminar de leer una de las páginas de su comunicado, se tocó la lengua con el dedo índice para poder cambiar de hoja, desatendiendo la norma que había dado tan solo segundos antes, según se observa en el registro.

En su declaración, también invitó a la comunidad a “evitar grandes reuniones públicas como desfiles, conciertos y eventos deportivos” en los que puedan estar en contacto cercano con personas potencialmente infectadas con el virus, informó en la cadena estadounidense.

Este fue el momento en el que la doctora no sigue su propia recomendación (desde el minuto 5:00):