De acuerdo con el medio local Sankei, los 7 trabajadores salieron 2 minutos antes de su horario establecido 316 veces entre mayo de 2019 y enero de este año.

Las directivas de la institución de Japón señalaron a la consejera del departamento de aprendizaje permanente como la persona que promovió esta práctica y por eso fue la que recibió el castigo más fuerte, indica el mismo diario.

La mujer de 59 años, de la cual no revelaron su nombre, marcaba su hora de salida a las 5:15 p.m., pero salía, con sus otros 6 compañeros, a las 5:13 p.m. Por esa razón, fue castigada con una reducción salarial del 10 % durante los próximos 3 meses, lo que equivale a unos4 millones y medio de pesos, detalla el rotativo japonés.

Otros 2 empleados, por su parte, fueron amonestados por escrito, mientras que los otros 4 recibieron una “advertencia estricta”, agrega Sankei.

Cuando se les preguntó a los empleados castigados por qué salían casi siempre 2 minutos antes, respondieron que “querían llegar temprano a casa” y que si perdían el bus de las 5:17 tenían que esperar media hora para tomar el siguiente, señala ese diario.

Esta noticia fue muy comentada en las redes sociales japonesas, donde varios internautas defendieron a los trabajadores. ¿Cuántas empresas pagan adecuadamente minuto a minuto? Si ese fuera el caso, entonces el personal que trabaja un minuto extra debería recibir su pago”, dijo un hombre, citado por Sankei.