De acuerdo con las investigaciones del caso, la japonesa ocultó el cuerpo de su madre fallecida durante cerca de diez años en un congelador por miedo a ser desalojada del apartamento, en el que vivían ambas.

La mujer, de igual manera, reiteró que nunca informó del deceso de su progenitora debido a que tenía miedo de ser expulsada de la residencia si se descubría que había muerto, pues no tenía a donde ir.

Aunque no entregó mayores detalles, la policía manifestó que Yumi Yoshino fue detenida como sospechosa de haber “ocultado el cuerpo”, que fue hallada el miércoles pasado en una nevera del apartamento.

Fuentes policiales, consultadas por Kyodo News, señalaron que la japonesa se vio obligada a irse de la vivienda a mediados de enero debido a retrasos en el pago del alquiler. Asimismo, indicó que una persona que fue a limpiarlo hizo el macabro descubrimiento.

El alquiler de la residencia, ubicada en uno de los barrios más populares de Tokio (Japón), estaba a nombre de la madre, la cual tenía unos 60 años cuando falleció. La acusada puntualizó que escondió el cuerpo hace diez años porque “no quería mudarse”.

Luego de ser hallado el cadáver, las autoridades le practicaron las respectivas pruebas toxicológicas. Sin embargo, la autopsia realizada al cuerpo no pudo determinar el momento ni la causa de la muerte.

Mujer ocultó cadáver de su madre en nevera durante 10 años