Whitty, director médico del Gobierno británico, y el científico asesor del Ejecutivo, Patrick Vallance, darán a conocer este lunes la situación de la pandemia.

Ante el aumento preocupante de las infecciones, el Gobierno británico podría dar a conocer esta misma semana, posiblemente este martes, nuevas medidas para restringir el movimiento de la población en un intento por contener la propagación del coronavirus, según adelantan este lunes los medios locales.

“La tendencia en el Reino Unido va en una dirección equivocada y estamos en un punto crítico de la pandemia. Estamos mirando los datos para ver cómo gestionar la propagación del virus antes de un periodo invernal de gran desafío”, afirmará Whitty este lunes al país, pero algunos de los extractos de su intervención fueron adelantados a los medios británicos.

Whitty y Vallance se reunieron el domingo con el primer ministro británico, Boris Johnson, y el ministro de Sanidad, Matt Hancock, para evaluar la situación de la pandemia antes de que el Gobierno decida nuevas medidas de confinamiento.

De acuerdo con los medios, el primer ministro está evaluando limitar el movimiento de la población durante un periodo de dos semanas en Inglaterra, mientras que los responsables autonómicos de Escocia, Gales e Irlanda del Norte tienen las competencias para adoptar sus medidas en sus territorios.

El Reino Unido contabiliza ya un total de 41.759 decesos por COVID-19 desde el inicio de la pandemia, tras sumar el domingo otros 18, según las últimas cifras oficiales.

El virus COVID-19 ha avanzado de manera alarmante en varias áreas del centro y norte de Inglaterra –como West Yorkshire y Midlands–, donde a partir de este martes la población estará sometida a restricciones de movimiento, como el cierre de bares y restaurantes a partir de las 9 p.m. y estará prohibido reunirse con personas que no vivan en la misma vivienda.