Mediante un comunicado, la jueza explicó que la decisión del Departamento de Comercio de Estados Unidos planteaba “serias interrogantes” sobre el respeto de la primera enmienda de la constitución, que garantiza la libertad de expresión.

“El Gobierno ha establecido que las actividades de China suponen preocupaciones significativas de seguridad nacional, pero ha dado pocas pruebas de que la prohibición efectiva de WeChat para todos los usuarios en EE.UU. aborde esas preocupaciones”, recalcó Beeler.

La magistrada, además, señaló en el documento que esta aplicación es de bastante utilidad para los miembros de la comunidad chino-estadounidense en el país norteamericano. “Los ciudadanos asiáticos con poco dominio del inglés no tienen otra opción más que esta red social”, agregó.

Esta decisión judicial se produce un día después de que el Departamento de Comercio postergara la prohibición de descargar TikTok en esa nación, medida que iba a entrar en vigor este domingo.

La inhabilitación de la popular aplicación de videos se suspendió debido a que llegó a un acuerdo con Oracle y Walmart (Trump indicó que Oracle y Walmart “tienen una asociación” para TikTok y aseguró que “van a tener un control total”) para que pueda operar en  EE. UU. El convenio recibió el visto bueno del gobierno de Donald Trump.

El Departamento de Comercio había informado el viernes pasado que bloquearía las descargas de TikTok y WeChat en los sitios de compra de aplicaciones estadounidenses, ya que representaban un peligro para la seguridad nacional.