Mediante un comunicado de prensa, el ente de control manifestó que el sospechoso, identificado como Rubén, habría aprovechado que varios de los pequeños estaban distraídos jugando en el agua, para acercarse a la pequeña y abusarla sexualmente.

“En la audiencia, la Fiscalía presentó varias pruebas consistentes, como el informe psicológico, el certificado médico forense y una grabación de audio que compromete al agresor” afirmó Martha Mejía, fiscal departamental de Beni.

La entidad, igualmente, señaló en el documento que la agresión permaneció en secreto por varios años hasta que la familia de la menor (que vivía en otra ciudad) regresó a esa localidad en marzo pasado y notó que “la víctima empezó a actuar de manera extraña”.

Debido a esta conducta, la hermana mayor de la joven presentó formalmente a principios de agosto la denuncia ante las autoridades en contra del supuesto violador, agregó la Fiscalía.

El ente de control finalmente anunció en el comunicado que un juez de garantías ordenó este domingo la detención preventiva del pastor evangélico, quien era amigo personal de la familia de la víctima.

En enero pasado, por otro lado, la policía capturó cerca de La Paz a otro religioso que abusó de una menor de edad, la cual era hija de una mujer que tenía un puesto ambulante en la puerta de la iglesia.