Después de haber sido imputado por el homicidio de Marta Calvo en noviembre de 2019, el colombiano fue acusado de asesinar a dos prostitutas –identificadas como Arliene Ramos y Lady Marcela Vargas– en marzo y junio de ese mismo año, informó el diario ABC.

El impreso, igualmente, señaló que el tribunal tomó la decisión de unificar las denuncias debido a que encontró un patrón común en la conducta de Palma para ejecutar los asesinatos, ya que las tres víctimas sufrieron una sobredosis de cocaína antes de morir.

A pesar de que los homicidios tenían bastantes similitudes y se presentaron en un periodo no mayor a siete meses, la Policía de Valencia en un principio no los relacionó. Incluso, los casos fueron archivados en un par de ocasiones, agregó este mismo medio.

Palma, que cumplió una condena de 8 años de prisión en Italia por tráfico de estupefacientes, también fue acusado de haberle introducido cocaína en los genitales a una mujer, con la que tuvo relaciones sexuales.

De acuerdo con el testimonio que le entregó la víctima a las autoridades, citado por el rotativo español, el colombiano le metió la droga sin su consentimiento en medio de uno de los encuentros que mantuvieron durante 2019.

ABC, por último, manifestó que el juez que tomó el caso acusó formalmente a Palma por homicidio doloso y asesinato con dolo eventual, delitos que pueden dar penas entre 15 y 22 años de cárcel.