De acuerdo con el diario local Eyewitness News, el abuso sexual tuvo lugar en un “asentamiento informal”, que son los lugares donde viven las familias más pobres del país africano.

La policía, citada por el mismo medio, se enteró de la violación tras la alerta de su sobrino, mientras trenzaba el cabello de un cliente.

“Los niños, junto con sus tutores, así como la madre y la víctima, fueron llevados a la comisaría y se abrió un caso de violación para una mayor investigación”, dijo Mavela Masondo, vocera de las autoridades, sin dar más detalles.

El macabro suceso ocurrió tan solo unas semanas después de que un hombre de 24 años fuera capturado por la violación de una niña de 5 años en la ciudad de Khutsong, agrega Eyewitness News.

Masondo explicó que el sujeto entró a la casa de la menor, la secuestró después de que su madre la dejara con hermano de 11 años y, posteriomente, la abusó sexualmente en el monte.

Aunque el abusador ya está arrestado, también abrirían una investigación por negligencia infantil para la madre de la víctima, finaliza el medio sudafricano.