Ante el aumento significativo de rebrotes en todo el planeta, el funcionario indicó que los países están volviendo a imponer fuertes medidas de contención y que la emergencia sanitaria va empeorar en la mayoría de las naciones del Viejo Continente.

“Va a ser más dura. En octubre y noviembre, se verá nuevamente una mortalidad elevada en Europa”, afirmó Kluge en AFP. Actualmente, ese continente registra un gran aumento en el número de los contagios, sobre todo en España y Francia, aunque la fatalidad se mantiene por el momento estable.

El hallazgo de una vacuna contra el coronavirus, según el médico belga, no pondrá fin a la pandemia. “Ni siquiera sabemos si va a ser eficaz para todos los sectores de la población. Recibimos algunas señales de que será efectiva para algunos pero no para otros”, agregó.

A pesar de esta advertencia del organismo sanitario, millones de estudiantes han regresado a clases en las últimas dos semanas en varios países de Europa, como en Italia, Francia, España e Inglaterra.

Las declaraciones de Kluge se dan un día después de que la OMS confirmara que se registró  el récord de contagios diarios en todo el mundo, con 307.930 nuevos casos diagnosticados.

Desde que apareció el COVID-19 en diciembre pasado, en el mundo se han presentado cerca de 925.000 muertes asociadas al virus y más de 29 millones de infectados confirmados, siendo Estos Unidos el país más afectado con la pandemia.