Inicialmente, la mujer, que no fue identificada con su nombre, había escrito en el grupo “Stop Mandatory Vaccination” (Detener la vacuna obligatoria), que sus otros dos hijos, de 10 meses y 5 años, habían sido diagnosticados con gripa, por lo que el galeno de turno pidió que les diera a todos los integrantes de la familia Tamiflu, para que los demás no se contagiaran, publica el diario local Colorado Times Recorder.

Sin embargo, las respuestas que recibió por parte de los integrantes de ese grupo ‘antivacunas’ fue que les diera a sus hijos frutas, verduras, vitamina D y C, saúco y hasta ponerles rodajas de papa en la frente, detalla el mismo medio.

El grupo ‘Detener la vacuna obligatoria’ cuenta con más de 139.000 miembros en Facebook y está dirigido por el activista Larry Cook, un “defensor de la vida natural” y que busca educar a las personas sobre “los peligros de la vacunación”, señala el rotativo estadounidense.

Estas “recomendaciones” hicieron actuar mal a la mujer y su hijo de 4 años falleció por una convulsión febril, debido a los 40 grados de temperatura a los que llegó el pasado miércoles, finaliza el Colorado Times Recorder.