El joven, que sufrió graves lesiones en su cabeza debido al fuerte golpe, fue capturado por la policía y acusado del asesinato de su pareja sentimental, Liqun Pan, tras despertarse de coma, informó ABC.

Liqun, según el portal de noticias, apareció sin signos vitales en el apartamento de Weijie un día después de que este se cayera del cuarto piso y fuera internado en un centro médico de Sidney.

“Los testigos nos dijeron que se cayó del balcón de un área común. Tiene mucha suerte de estar vivo. La mayoría de la gente no habría sobrevivido”, manifestó Robert Alison, inspector del caso, en junio pasado.

El funcionario, igualmente, precisó que los dos jóvenes –de origen de asiático– tenían una relación sentimental desde hacía dos años y habían llegado a Australia para continuar sus respectivos estudios.

Aunque el caso está siendo investigado, las autoridades locales todavía no han determinado si el joven de 21 años intentó suicidarse después de haber cometido el crimen o si se cayó accidentalmente del balcón, agregó el informativo.

Weijie, al que se le negó la libertad bajo fianza, tendrá que comparecer el próximo miércoles ante un tribunal de Sídney (Australia). Finalmente, ABC precisó que Liqun fue brutalmente golpeada hasta la muerte.