La presidenta interina dijo a la prensa internacional que “hay un delito electoral y muchísimas denuncias de corrupción en su gobierno“.

Áñez aseguró que Morales se fue solo de Bolivia y que tendría que responder a la justicia si regresa a Bolivia.

“Él (Morales) tiene cuentas pendientes en el país”, agregó.

Por su parte, Morales, en respuesta a las acusaciones de la presidenta interina, dijo: “¿Qué delito electoral podía cometer yo? Jamás he pedido ayuda a ningún órgano del Estado.

Cabe recordar que Morales llegó a México el martes, después de renunciar a la presidencia de Bolivia el domingo, luego de tres semanas de protestas por su cuestionada reelección.

Desde su renuncia, sus simpatizantes han llenado las calles para mostrar su descontento por el supuesto “golpe de Estado” ejecutado por la oposición.