De acuerdo con la funcionaria, ese dinero será utilizado para adquirir varios equipos médicos de alta gama, que permitan fortalecer la red hospitalaria de los departamentos más afectados con la emergencia sanitaria.

“Esta importante donación nos permitirá ayudar, especialmente, a las rejones que carecen de  ecógrafos, monitores de signos vitales y camas UCI”, afirmó la canciller colombiana.

La ministra y el embajador de Japón en Colombia, Morishita Keiichiro, también establecieron este lunes las condiciones logísticas de compra y transporte de esos equipos médicos, para que lleguen al país lo más rápido posible.

Fernando Ruiz, Ministro de Salud, aseguró por su parte que la donación llegará a los hospitales de Cartagena, Cúcuta, Maicao, Arauca, Puerto Carreño, Inírida, San José del Guaviaré, Mitú, Mocoa, Tumaco y Quibdó, “que atienden a las poblaciones más vulnerables”.

El diplomático nipón finalmente afirmó que es necesario fortalecer el sistema de salud para enfrentar las “enfermedades infecciosas” y brindar una atención “inclusiva”, “fundamentada en el concepto de seguridad humana”.

“Con base en estos conceptos y en las necesidades del país, Japón ha decidido brindar un apoyo de 4,7 millones de dólares para fortalecer los lugares donde las instituciones médicas presentan problemas urgentes”, agregó Keiichiro.

A principios del mes pasado, Colombia también recibió del gobierno de Corea del Sur una donación de cinco millones de dólares para ampliar toda la red hospitalaria para la atención del COVID-19.

La pandemia del coronavirus, según el último balance publicado por el Ministerio de Salud, ha producido en todo el país 327.850 contagiados y 11.017 muertes, siendo Bogotá la región más afectada.