Mediante un comunicado de prensa, la Fiscalía enfatizó que Den Hollander sería el responsable el tiroteo ocurrido en el domicilio de la jueza Esther Salas en North Brunswick, Nueva Jersey.

El abogado, que se proclamaba antifeminista, racista y tenía una enfermedad terminal, fue hallado muerto este lunes en su domicilio. “Ha fallecido, pero investigación continúa”, añadió el ente de control en el documento.

De acuerdo con las indagaciones preliminares del caso, Den Hollander se habría suicidado. Hasta el momento, las autoridades locales del estado de Nueva York no han confirmado ni desmentido esta información.

Daniel Anderl, un estudiante universitario de 20 años, atendió la puerta de su casa y recibió “un disparo en el corazón” de parte de un hombre enmascarado, vestido como si fuese un repartidor del correo privado FedEx.

El esposo de Salas, Mark Anderl, un conocido abogado penal, también fue baleado y se encuentra hospitalizado. La jueza, que se encontraba en ese momento en su domicilio, no resultó herida en el tiroteo,

El jueves pasado, entre tanto, Salas, de 51 años y origen cubano, fue designada para conducir la demanda colectiva contra el Deutsche Bank, que es acusado de no vigilar lo suficiente a clientes considerados de alto riesgo, incluido el fallecido financista Jeffrey Epstein, acusado de tráfico sexual de menores.