El medio Dallas News reporta que el hombre murió en el ataque, luego de que decidió darse un chapuzón en las aguas y a sabiendas de que hay cocodrilos allí, según testigos del lamentable hecho.

Cuando llegaron los bomberos, señala el portal, pudieron rescatar el cuerpo sin vida del temerario nadador, que mostraba heridas por los mordiscos del depredador, que actuó en solitario, antes de que llegaran más cocodrilos a atacar.

Según el diario británico The Sun, el incidente ocurrió el 17 de octubre pasado y la víctima del ataque fue un hombre entre 50 y 60 años de edad, quien habría hecho caso omiso de las advertencias de no meterse al agua que le hicieron los lugareños.

Las autoridades reportaron, citadas por The Sun, que no fue un caimán cualquiera, sino un cocodrilo de 3 metros de largo, lo que permite concluir que se trató de un animal adulto.

Por su parte, El Heraldo de México informa que cuando las autoridades de rescate hallaron el cuerpo, a este le faltaba un brazo y tenía heridas mortales en el pecho y el cuello.

Estas son las imágenes de cuando el nadador intenta acercase a la orilla (a unos 50 metros del muelle) pero es rápidamente interceptado por el cocodrilo. Las imágenes son explícitas, por lo que recomendamos discreción:

A mediados de junio pasado se presenció otro ataque de un cocodrilo contra un hombre en un cuerpo de agua de India. Por fortuna para la víctima, un hombre de unos 30 años, el animal no lo alcanzó a matar gracias a la oportuna acción de un amigo del hombre que estaba en el lugar.

El infortunado recibió una mordida en la pierna, que supuso una herida que los médicos tuvieron que cerrar con más de 30 puntos.

Los ataques de cocodrilos a humanos no son tan frecuentes, pero se han dado casos, como el de un reptil que casi le muerde la mano a su cuidador en una reserva natural, en Estados Unidos, o la de una mujer de 70 años que fue atacada mientras lavaba ropa a orillas de un río, también en India.