Grace Apondi, madre de la víctima, le relató al diario The Standard que su hija había ido a buscar agua al lago, donde el reptil la atacó y la mató.

Sin embargo, la mujer no dio más detalles del suceso.

Ese medio recuerda que no es la primera vez que se produce un hecho de este tipo en la región. Por ejemplo, el año pasado, un hombre de 34 años sufrió graves heridas cuando un cocodrilo lo atacó.

Además, en 2018 un joven de 16 años terminó muerto luego de ser mordido por un cocodrilo cuando se bañaba en las aguas del Victoria. 

Hace varios años, habitantes de la zona presentaron una queja ante las autoridades por los concurrentes ataques de cocodrilos e hipopótamos, de los cuales habían dejado varias víctimas mortales, entre humanos y mascotas, finaliza The Standard.