La joven, cuya identidad no ha sido revelada, fue traslada a un hospital luego de que los empleados de la funeraria James H. Cole la encontraran con vida, publica la cadena Abc News.

“Si bien es nuestra práctica no comentar sobre investigaciones abiertas, podemos confirmar que el domingo 23 de agosto de 2020 recibimos una llamada para recoger a una mujer de Southfield que había fallecido… A su llegada, nuestro personal confirmó que estaba respirando y llamó a emergencias”, señaló la funeraria en un comunicado, citado por el mismo medio.

Según el relato de esa cadena, la joven de 20 años fue declarada muerta luego de que paramédicos respondieran al llamado sobre las 7:34 a.m. del domingo. Johnny L. Menifee, jefe del Departamento de Bomberos de Southfield, dijo en un comunicado que la mujer no respiraba cuando llegaron.

“Los paramédicos realizaron resucitación cardiopulmonar y otros métodos para revivirla durante 30 minutos. Dadas las lecturas médicas y el estado de la paciente, se determinó en ese momento que no presentaba señales de vida”, explicó Menifee.

Como no había signos de violencia, los paramédicos entregaron el cuerpo a sus familiares, quienes posteriormente llamaron a la funeraria. Cuando los empleados se dieron cuenta de que la joven estaba respirando, llamaron de inmediato a los bomberos, quienes la trasladaron rápidamente al Hospital Sinai-Grace, indica Abc.

Hablé con el personal médico y me dijeron que estaba respirando, tenía un ritmo cardíaco decente, tenía oxígeno en sangre decente. Pero definitivamente estaba viva cuando llegamos aquí”, Dave Fornell, subcomisionado del Departamento de Bomberos de Detroit, a esa cadena.