El exfuncionario, que es acusado de formar parte de un esquema para lavar 1.200 millones de dólares robados de la petrolera PDVSA, entregaría a las justicia estadounidense información sobre el circuito de corrupción de Nicolás Maduro, indicó Bloomberg.

La agencia de noticias, igualmente, señaló que Urdaneta huyó del vecino país la semana pasada y fue recogido por algunos oficiales federales del gobierno de Donald Trump en uno de los pasos fronterizos con Colombia.

De acuerdo con la denuncia, que data de julio de 2018, el exabogado del régimen participó en una red de lavado de activos mediante adquisiciones de bienes raíces y falsas inversiones en Miami, Florida.

En la misma acusación fueron nombrados Francisco Convit Guruceaga, José Vincente Amparan Croquer, Abraham Edgardo Ortega, Gustavo Adolfo Hernández Frieri, Hugo Andre Ramalho Gois, Matthias Krull y Marcelo Federico Gutiérrez.

En 2018, de igual manera, detuvieron y procesaron por conspiración para lavar dinero a Krull, un alemán radicado en Panamá, y a Hernández Frieri, un colombiano nacionalizado estadounidense que fue capturado en Italia.

Además de financieros, compañías inmobiliarias, bancos y casas de bolsa, en este esquema delictivo, según la justicia norteamericana, estarían implicados varios directivos de PDVSA y algunos miembros de la élite venezolana, incluido el líder chavista.

Pese a que se declaró no culpable ante la jueza Lauren Louis de un cargo de conspiración de lavado de dinero, Urdaneta quedó en libertad luego de pagar una fianza de 1,5 millones de dólaresinformó el diario Miami Herald.