“Agradezco la confianza por nombrarme jefe de campaña. Elegiremos a un candidato unitario y nuevamente ganaremos las elecciones en primera vuelta. Gracias por no dejarme, yo siempre estaré con ustedes. ¡Unidos venceremos!”, escribió Morales en Twitter.

La asamblea partidaria postergó la elección del binomio que presentará el partido del expresidente hasta que se alcancen mayores condiciones de unidad.

Las elecciones de 2020 serán las primeras en 18 años sin Morales como candidato presidencial.

Asilado en México desde el 12 de noviembre, el exmandatario hizo un “viaje temporal” a Cuba, informó la Cancillería mexicana. El motivo sería una consulta médica. 

 Se especula que, tras su visita a Cuba, Morales se instalaría en Argentina, donde radican sus hijos y donde gozaría de la protección del gobierno del peronista Alberto Fernández, que asumirá el 10 de diciembre.

Así entonces, desde el exterior, el exmandatario pretende dirigir la estrategia de participación de su partido en los comicios bolivianos, previstos para el primer trimestre del próximo año.

“Pronto voy a estar en Bolivia para que juntos enfrentemos las elecciones y las ganemos como siempre lo hemos hecho”, prometió Morales a los asistentes a la asamblea en un breve contacto telefónico.

Entre los posibles candidatos a suceder al expresidente se menciona a Andrónico Rodríguez, un joven líder campesino de los productores de coca. También aparece Adriana Salvatierra, expresidenta del Senado. 

El listado lo completan Luis Arce, exministro de Economía, que el viernes salió exiliado a México; el excanciller David Choquehuanca y el exministro de Justicia Héctor Arce.

Morales renunció el 10 de noviembre, después de que una misión de la OEA detectó irregularidades en los comicios del 20 de octubre y tras perder el respaldo de las fuerzas armadas.