La mujer de 25 años, quien está actualmente detenida por el homicidio de sus dos hijos y un hombre el pasado 28 de octubre, también tendría relación directa con otra muerte violenta ocurrida en junio.

“Hemos encontrado una relación con un asesinato anterior por envenenamiento. Además, el departamento de criminalística encontró rastros de la procesada en el lugar donde falleció una víctima”, afirmó el general Fausto Olivo, jefe de la Dirección de Muertes Violentas (Dinased).

La Policía, adicionalmente, confirmó que en las primeras investigaciones hallaron huellas dactilares dentro del inmueble donde falleció un hombre el pasado 11 de junio y que coinciden con las de la procesada, por lo que presuntamente hay una conexión entre los dos casos.

De acuerdo con el cuerpo de seguridad, la sospechosa actuó con el mismo modus operandi en ambos asesinatos debido a que las víctimas mostraron signos de envenenamiento en sus respectivos organismos.

Las indagaciones, de igual manera, apuntan a que la mujer podría ser la responsable de otras “tentativas de homicidio a miembros de su mismo entorno familiar”, incluidos sus dos hermanos y su madre, la cual sufrió un derrame cerebral luego de consumir una extraña sustancia química.

El mayor de la Policía Iván Naranjo, jefe de la unidad de Muertes Violentas del Distrito Metropolitano de Ecuador, finalmente señaló que la mujer habría actuado en todos los casos conscientemente, ya que no se encontró ningún medicamento o droga alucinógena en su organismo.

Joven que envenenó a dos hijos también habría intentado matar a su madre