Dos hombres, de piel negra, pensaron que tenían la presa fácil para conseguir algo de dinero. Vieron a 4 jóvenes del estado de Indiana echándole gasolina a su carro y uno de ellos se bajó de otro auto y los encaró con una pistola automática, así como se evidencia en el video divulgado por el diario Miami Herlad.

Sin embargo, los jóvenes no se acobardaron y lo enfrentaron. Dos de ellos se fueron al piso con el ladrón mientras forcejeaban por quitarle el arma. A pesar de que el otro ladrón se bajó del carro en el que pretendían huir para ayudarlo, luego de una disputa de unos 40 segundos, lograron obtener la pistola e hicieron que huyeran del lugar.

Alex Wisbey y Aric Wisbey y sus primos, Aric Tanoos y Jacob Tanoos fueron los protagonistas de esta historia, que vivieron para contar el cuento y fueron identificados por el Miami Herald.

“No iba a dejar que lastimaran a mi familia en ningún momento. Comprendí lo que pudo haber pasado cuando me acerqué al pistolero. Sabía que existía la posibilidad de que me dispararan y mataran. Lo sabía, pero es mi familia y morimos el uno por el otro”, señaló uno de los primos.

Luego de la denuncia, la policía de Fort Lauderdale capturó a uno de los sospechosos gracias al video de la cámara de seguridad, pero el principal responsable sigue prófugo. Gracias a la placa del Hyundai negro llegaron a Kevin Campbell, de 33 años, quien es acusado de robo a mano armada, explica el rotativo norteamericano.

En el interrogatorio aceptó su culpa, pero afirmó que no sabía nada del paradero de su cómplice, al cual identificó como ‘CJ’. El arma, según el informe de arresto, había sido robada en un robo de autos en 2017, finaliza Miami Herald.

Acá, el video de la disputa: