De acuerdo con Telefé Noticias, el suceso aconteció en el Barrio Las Talitas de la ciudad de Tucumán (Argentinaa pocas horas de que comenzara el año 2021.

Ese medio identificó al menor que se salvó de milagro como Tiziano, de 9 años, y aseguró que el crucifijo que llevaba colgado en el cuello evitó que la bala perdida ingresara en su cuerpo.

Según el reporte policial, citado por el diario ClarínTiziano fue llevado por su padre, llamado David y de 36 años, al Hospital del Niño Jesús sobre las 10 de la noche del 31 de diciembre.

El informe de la fuerza de seguridad explicó que el niño tenía una herida superficial en el tórax producida por la bala que cayó justo sobre el crucifijo de metal.

“Luego, después de 48 minutos de ser examinado exhaustivamente por médicos de turno, el niño fue dado de alta para continuar disfrutando de la última noche del año”, señalaron las autoridades, según los 2 diarios argentinos.

En las imágenes que se comparten profusamente en redes sociales se puede ver el crucifijo con un orificio en el centro junto al proyectil usado. Esas fotos fueron publicadas por el periodista de Telefé José Romero Silva.

“[MILAGRO DE AÑO NUEVO] Anoche minutos antes de la 00 una bala perdida le pegó en el pecho a un Niño en Las Talitas. Pero el impacto fue en un crucifijo que el menor llevaba puesto, lo que salvó su vida. El Cristo quedó intacto y el Niño con una herida por el roce”, escribió Silva en su Twitter.

Crucifijo evitó que bala perdida ingresara en cuerpo de un niño: