También fue condenado su hermano Ómar Rincón-Castillo, a 17 años, informó la Fiscalía del Distrito Sur de Florida (EE.UU.).

La Fiscalía detalló que, según la demanda, la familia de los sentenciados es dueña de las minas de esmeraldas más grandes de Boyacá y responsables del tráfico de “miles de kilogramos de cocaína colombiana a Estados Unidos”.

Subrayó que se trata de un “poderoso” clan, liderado por Rincón, que pactó a principios de la década de 2000 convenios con grupos de narcotraficantes paramilitares y cultivadores de coca.

El juez federal Rodney Smith sentenció a Pedro Nel Rincon-Castillo, de 53 años, a “235 meses de prisión, seguido de cinco años de libertad supervisada”, y a Ómar Rincón-Castillo, de 50 años de edad, a “210 meses de prisión, seguido de cinco años de libertad supervisada”.

Ambos condenados se habían declarado culpables en enero pasado de “de conspirar para distribuir más de cinco kilogramos de cocaína” a Estados Unidos.

Pedro y Ómar son parte de la familia Rincón-Castillo, conocida como el ‘Clan Rincón’, con gran una influencia en Boyacá, resaltó la Fiscalía.

Subrayó que Pedro Nel Rincon-Castillo hizo un trato con el grupo de “paramilitares de derecha y narcotraficantes” de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) para evitar que la guerrilla de izquierda de las Farc le cobraran “vacunas” (impuestos) a los esmeralderos de Boyacá.

El ‘Clan Rincón’, a través de Pedro Nel Rincon-Castillo, Ómar Rincon-Castillo y otros miembros de la familia, propuso a las AUC ‘gravar’ a los agricultores del área y a los propietarios de los laboratorios de drogas de cocaína, en lugar de a los propietarios de las minas de esmeraldas.

Como parte de la misma red de narcotráfico, el pasado 15 de noviembre, el juez Smith condenó también al colombiano José Rogelio Nieto Molina, de 46 años, a 14 años de prisión, por conspiración.

De igual forma, están pendiente las sentencias de Horacio Triana, programada para el 28 de abril, y de Gilberto Rincón, para el 4 de mayo.