Cuando entre en operación, el tren de levitación magnética (maglev) tardaría en hacer un viaje de Beijing a Shanghái aproximadamente tres horas y media, tiempo que normalmente sería de cuatro horas y media en avión pequeño o cinco horas y media en tren de alta velocidad, dijo la compañía encargada del proyecto, CRRC Ding Sansan, informó CNN.

Actualmente, los trenes de alta velocidad en ese país operan a 350 kilómetros por hora en esa ruta (Beijing-Shanghái), añadió el medio.

Esta tecnología maglev utiliza la repulsión magnética para hacer levitar el tren desde el suelo, lo que reduce la fricción y lo impulsa hacia adelante, explicó CNN.

Aunque este tren no sería el primero en alcanzar los 600 kilómetros por hora, pues Japón también realizó una prueba (solamente experimental) similar en 2015, sí se contempla como el más rápido del planeta al llegar a esta velocidad extrema, contextualizó el medio internacional.

En la actualidad, Japón está desarrollando una nueva línea maglev para este medio de transporte con trenes que alcanzan los 500 kilómetros por hora.

Las siguientes imágenes son del prototipo interno del tren presentado en China:

Prototipo interno del tren
Prototipo interno del tren / Tomada de CNN
Prototipo interno del tren
Prototipo interno del tren / Tomado de CNN